Una clase de yoga puede ayudar a despertar la conciencia y la calma entre los sobrevivientes de cáncer 
 
martes, 28 mayo 2002 
 
 

Cancer Center en Frye Regional Medical Center comenzó hace poco a ofrecer su clase "Yoga for the Cancer Survivor”, una clase hecha de manera específica para las necesidades físicas, emocionales y espirituales de individuos que han sobrevivido al cáncer. La clase se da de 5:30-6:30 PM todos los lunes en la Sala Outpatient Rehabilitation.

Cuando la instructora de yoga Jennifer Carver, COTA/L, se presentó en la reunión de Survivors Journey, un grupo de apoyo mensual para individuos, familias y amigos afectados por el cáncer, encontró que era necesaria una clase de yoga para aquellos que han pasado por una enfermedad debilitante tal como el cáncer.

"La noche que tuvo lugar Survivors Journey, las personas que asistieron querían formar sus propios grupos de yoga para darse apoyo unos a otros, así como para ayudar a sus necesidades personales", dijo Carver.

Carver dijo que la estructura de la clase permite que ella ayude a cada estudiante y adapte ciertas técnicas que les puedan ayudar.

"El solo hecho mencionar la palabra ‘cáncer’ da miedo", dijo Carver". Con frecuencia, el cáncer puede hacer que una persona se sienta como si hubiera perdido el control. El yoga puede ayudar a recuperar el sentido de control y ayudarles a darse cuenta de que todavía hay un espíritu viable dentro de la persona".

Carver dijo que el gran enfoque de la clase es enseñar técnicas de relajación, y enseñar métodos que puedan ayudara enfocarse en la respiración y llevar la conciencia hacia dentro. Algunos métodos de yoga pueden ser difíciles, tales como posiciones en las que los individuos deben mantenerse en pose durante varios minutos. Carver adapta las técnicas para cada estudiante utilizando cosas, tales como sillas o sábanas, para ayudarles a sostener la posición y así maximizar la experiencia y mantener su energía.

La sobreviviente de cáncer mamario Peggy Stratton se unió a "Yoga for the Cancer Survivors" para ayudarle a aliviar la tensión y obtener flexibilidad.

"Había tomado otras clases de yoga que eran demasiado difíciles”, dijo Stratton". La clase de Jennifer es exactamente lo que necesito. Jennifer enseña la forma correcta de hacer una técnica".

Stratton, que celebrará su tercer aniversario de la remisión de su cáncer en octubre, dijo que su doctor le recomendó practicar yoga para ayudarle con el dolor de espalda. Realmente le gusto y le ayudó a dormir mejor.

"Lo disfruto mucho porque me hace sentir mejor, me hace sentir bien, y a mis 71 años, me siento tan saludable como un caballo", se rió Stratton. "Puedo soportar toda la flexibilidad que me es posible".

La influencia  y los antecedentes de yoga de Carver son el estilo Iyengar. B.K.S. Iyengar fue uno de los primeros terapeutas en usar objetos al trabajar con estudiantes y dirigió el camino que llevó a que se permitiera a las mujeres estudiar yoga. Originalmente, en la India no se permitía a las mujeres practicar yoga.

"El yoga me ayuda a enfocarme y tengo más paz y calma conmigo misma y con otros. Me ayuda a tener mayor claridad. Los días en los que no puedo ir a mi clase de yoga, la gente se puede dar cuenta", se rió Carver. "Pienso que el yoga me ayuda en todo. Me ayuda mentalmente, a obtener fortaleza y flexibilidad, y también me ayuda en mis interacciones con otras personas".

Stratton está de acuerdo con Carver en que el yoga ayuda a la mente, el cuerpo y el espíritu. "Le da abundancia de energía y calma en lo que hace. Lo motiva para seguir adelante en la vida", dijo Stratton.

Carver dijo que mucha gente intenta hacer yoga para la relajación, pero encuentran muchos más beneficios en la práctica. "Pienso que  la gente piensa en el yoga de cierta manera y luego obtienen otros beneficios que en realidad no esperaban. En realidad se trata de conocerse a si mismo y a su cuerpo. Fuera de la clase, puede ayudar a estar conciente de la respiración, que puede ser una herramienta para ayudar a romper ciertos patrones de ansiedad y sus reacciones al estrés".

Para mayor información sobre "Yoga for the Cancer Survivor", favor de llamar al 345-5668. El costo de la clase es de $5 y está abierta cualquier persona que tenga cáncer o que haya sobrevivido a éste, y también a otros individuos que hayan sufrido una enfermedad debilitante.